Música de series: una revisión sin compromisos.

Columnas  ·  31 Jul, 2016  ·  por

En todo hay música. ¿Habrá alguien que, en ya la mitad del 2016, no vea series? Este formato ha entrado fuerte, y hay tantas que prácticamente hay  para todos los gustos. Yo tengo mis propias favoritas, por supuesto.

Pero tranqui, no vine a escribir de series ni de lo que a mí me gusta. Nah. Vine a hablar de otra cuestión. Porque hay algo que todas las series tienen. Y que, pienso, son realmente importantes. Me refiero a los openings. En ellos, muchas series se la juegan con una propuesta gráfica interesante. Con fotografía. Se presentan los créditos, los protagonistas, productores, directores. Es un momento importante para los ejecutores de lo que estaríamos a punto de ver. Y para nosotros, claro, es la instancia en la cual tenemos que compenetrar con la historia que nos van a contar. Porque este pequeño fragmento, observo, ha de ser el responsable de transportar nuestra mente al ambiente que la serie propone, unificando cada capítulo en un solo producto. Pero lo que se roba la atención, y es por lo que escribo de esto, es la música. El rol del tema del opening es muy importante.

________

Todo este interés en revisar openings viene de lo que mostró Stranger Things. Es que me dejó loco. Por favor, sólo escúchalo.

Stranger Things (2016 – actualidad), por Netflix.

Indiana, 1983, cuatro chiquillos ñoños empiezan a experimentar sucesos paranormales. Esto explota al momento que uno de ellos desaparece… y misteriosamente otra chica rapada aparece.

Fuera de lo de moda que está esta serie, que al parecer tiene TODO lo que uno podría evocarle nostalgia (hablo de nosotros, los casi treintones), es que el score y el opening se roban la película. Ese synth ochentero logra realmente su rol: el hacernos transportar ¡casi 30 años! atrás. Y se complementa perfecto con la gráfica, la presentación del logo muy propio de las novelas aquellas de Stephen King, con esa luz tintineante que mucho se veían en los efectos especiales de dicha época. Sencillo y efectivo. ¡Bravo!.

Con respecto a la música incidental de la serie, sonidos sintéticos muy muy bien emplazados, acentuando fuertemente la tensión en cada escena. O el sentimiento que cada escena busque plasmar: el score de Stranger Things se lleva los aplausos. Concreto. Sencillo. Menos es más.

Y para qué vamos a hablar del soundtrack. The Clash. Joy Division. Jefferson Airplane. The Bangles. Una patada voladora a la nostalgia, un compilado de temas que hoy ya son himnos, y que un montón de veces los escuchábamos cuando chicos.

Ahora, por qué no, revisemos algunos openings cuya música ha sido elegida con pinzas y se fusiona perfecto con lo que la serie nos quiere mostrar.

________

House of Cards (2013 -actualidad), por Netflix.

Las artimañas políticas de Frank y Claire Underwood en Washington D.C. hacen de House of Cards una serie atrapante. Brígida. Todo lo que uno pensaba de la política gringa, reflejado de manera perfecta. Con todo esto, Jeff Beal compone y presenta un score impresionante, de mucho cuidado en cada uno de los instrumentos. Una fuerte presencia de cuerdas, pero siempre en sonidos graves, con la aparición algunos hits orquestales que te vuelan la cabeza. Pero lo que realmente considero apasionante es el opening: una calmadísima puesta en escena de parajes de la capital administrativa de Estados Unidos, pero que sin embargo va volviéndose más rápida y, por ende, violenta, a medida que el sol va ocultándose y entrando la noche. ¡Qué ambiente, loco! El tema principal de House of Cards se complementa de una manera perfecta con lo que las imágenes muestran: la línea de bajo, seria y profunda, las cuerdas tenues y obscuras, los fuertes golpes que impiden caer en letargos, la melodía que simplemente funciona y atrapa. Otro detalle que hace que incluso se me acelere la cuchara cuando lo pienso: en cada temporada este tema de Jeff Beal va sumando sonidos extra. Unos hits más fuertes, luego unos violines más graves aún, luego incluso una voz lírica detrás… Son detalles sencillos, pero que auguran, de manera contundente, una mayor obscuridad en la serie. ¡Qué detalle, loco! ¡Qué de-ta-lle!

Ahora, siendo sincero, la primera vez que vi este opening, pensé ‘carajo, cuánto va a durar esto’. Ahora amo cada segundo que se toma para ello.

________

Nip Tuck (2003 – 2010), por FX.

Allá por el año 2005, se presentaba Nip Tuck, una serie bastante frívola de dos cirujanos estéticos (Christian Troy y Sean Macnamara) que, digámoslo, vivían una vida de mierda. Complicada. Y medida que pasaban las temporadas, los problemas eran cada vez más insólitos, hasta tal punto de que pareciese que a los guionistas se les fue todo de las manos.

Da lo mismo todo lo mencionado, pues el opening de esta serie era otra cosa. The Engine Room proponía un track bien triphopero, lleno de reverbs y una voz femenina que cumple con un mensaje muy propio de la serie. Lo que se escuchaba, creo, era bien contundente. Esta serie la daban a la hora del queso por el TVN. Y daba esa sensación de que era realmente tarde y estabas a punto de presenciar algo muy oscuro.

________

The Knick, (2014 – actualidad), por Cinemax

The Knick es una serie de Cinemax, protagonizada por Clive Owen y dirigida por Steven Soderbergh, emplazada en los albores del siglo XX, cuando las cirugías eran algo aún inexplorado, y cuando los médicos tenían que, digamos, violar algunos límites éticos para indagar en la ciencia del cuerpo humano. Pum. Ahora, toda esta historia atrapante está muy bien condimentada con el trabajo de Cliff Martinez, quien de una manera audaz emplea sonidos muy electrónicos para ambientar este escenario claramente distinto temporalmente. Lo logra de una manera contundente.

¿El opening? Dura apenas 5 segundos, pero siempre como constante la seriedad musical de Cliff Martinez colaborando en el ambiente del inicio de cada capítulo. Cliff, te banco a morir, loco.

________

Dexter (2006 – 2013), por Showtime

Recuerdo que en su tiempo Dexter prometía. En pleno auge de los protagonistas cretinos (porque, noten que todas las series que nos gustan sus protagonistas son unos cretinos), aparece un tipo que sed de sangre. Michael C. Hall encarna a un asesino serial. Pero, para hacerlo más aceptable para los espectadores, sólo mataba gente mala. Como sea, la serie empezó a chacrearse y terminó de una de las peores maneras posibles.

Sin embargo, su opening era una interesante propuesta: mostraba pequeños detalles cotidianos de una rutina mañanera que, mirados desde cerca y con detención, parecían ser lo suficientemente violentos como para compararlo con esas imágenes que uno se evoca mentalmente cuando se imagina matando a alguien. Porque todos nos hemos imaginado matando a alguien. Todos. Admítanlo. Por favor.

El tema del opening, de Rolfe Kent, funciona perfecto. Un ritmo sinuoso, con una cantidad de sonidos que van convirtiéndonos en alguien sigiloso, asesino. La melodía es muy latina, pues Dexter se desarrolla en Miami, en el Miami latino. Mención honrosa a la versión de Kinky de este tema, que si bien es interesante, la original es mucho más interesante.

________

Game of Thrones (2011 – actualidad), por HBO.

Estoy muy seguro que si  no mencionaba Game of Thrones afuera me linchaban. Y quien no haya escuchado esta serie, es porque es un ermitaño. Ahora, sinceramente, no soy seguidor de la serie. Por motivos que ni yo entiendo. Pero no puedo ignorar la fuertísima propuesta músical de su opening. Simplemente no puede ser más épico. Por favor, deléitsese.

________

Doctor Who (primera etapa 1963 – 1989; segunda etapa 2005 – actualidad), por BBC

Sin palabras. Murray Gold y la BBC National Orchestra of Wales le dan una vuelta más de tuerca al himno de la ciencia ficción mundial creado por Delia Derbyshire. No me detendré en hablar de esta serie. Porque realmente me da la huevá. Así de ñoño.

Así que por favor, escuche este opening, imagínese viajando por el espacio y por el tiempo. Amazing.

________

Comedia bastante contemporánea, que propone una interesante manera hipertextual, surrealista y exagerada de graficar los problemas de nuestro (bastante desgraciado) protagonista, el cual es pateado por su polola en el primer capítulo.

La serie es bastante entretenida y recomendable. Pero el opening se roba todas las miradas. Dioh mio, qué buena propuesta, desarrollada por DK Studios, con sonidos de Photay.

En la misma línea de openings de comedias contemporáneas, presento a Broad City, (con créditos diseñados por Mike Perry y música de nuestro implacable DJ Raff) y a You’re The Worst (serie de dos tipos tremendamente pesados. Música de Slothrust).

________

Mad Men (2007 – 2015) por AMC

Don Draper es un crack. Pero RJD2 la cagó. La exitosa serie de AMC nos muestra lo frívolo del mundo de la publicidad y el márquetin gringo en sus inicios. La música del opening, obra del impecable RJD2, no sé si complementa, pero sí da una vuelta de tuerca perfecta con la gráfica de alto contraste que el opening ofrece. Bella decandencia.

________

The X Files (1993 – actualidad), por FOX.

Un clásico. No hay quién no conozca esta melodía. La historia de Mulder y Scully, se presenta con un tema cuyo ambiente realmente lograba mentalizarnos en un contexto lleno de conspiraciones, donde realmente podemos dudar de todo. Opino que este tema de Mark Snow se transformó en el himno occidental de lo paranormal, de lo extraterretre. De lo oculto. Así de fuerte.

________

True Detective (2014 – actualidad), por HBO.

Dos temporadas, que presentan dos openings distintos. True Detective habla de historias policíacas cuyo desenlace es por temporada. Menciono, principalmente, el opening de la primera temporada, donde The Handsome Family presenta una rola muy interesante. Nos transporta al interior mismo de Estados Unidos, lejos de toda la parafernalia comercial de las grandes ciudades. La música es tenue, misteriosa. Y el opening, otro nivel. Un juego de transposiciones de imágenes, en fondo blanco. Bellísimo.

________

Fresh Prince of Bel-Air (1990 – 1996), por NBC.

Obviamente debe esta intro estar aquí. Pedazo de serie, agregaré. Y el opening, sí, en inglés funciona. Pero es en español latino cuando se lleva los aplausos.

________

Cosmos: a Spacetime Odyssey (2014), por FOX.

Y quiero cerrar esta breve lista con, obvio, una de las intros más bonitas que he visto en mi vida. No hay palabras para describirla. Música de Alan Silvestri. La serie fue producida por Seth MacFarlane y presentada por Neil deGrasse Tyson. Secos.

________

Eso por ahora. Es oooooobvio que presenté sólo una pincelada, y que hay un sinfín de openings más. No quise indagar en los openings de animaciones, pues eso daría para otro texto entero. Quizás aparezca después. Quién sabe.

Invito a que comenten, propongan. Compartamos nuestras intros favoritas. Las series llegaron para quedarse, y son una interesante vitrina de música también. Por qué no.